lunes, 13 de diciembre de 2010

El amor y la voluntad

Antes de entrar de lleno al tema quiero expresarles que normalmente el título de este posteo iba a ser "enamoramiento vs amor" pero decidí cambiarle el titulo por el de " el amor y la voluntad" porque creo que este expresa mas el carácter de lo que quiero dar a entender en las siguientes lineas.

"El amor es ciego" dice un dicho popular, lo cual es totalmente falso en el sentido de que para que haya amor debe haber razón, intelecto y voluntad. Y no es que quiera ser reduccionista en la forma de definir un concepto tan amplio y que quiera pretender describir con palabras inteligibles algo que es también abstracto y muy complejo, porque el cientificismo ha pretendido tener una  definición científica y absoluta del amor, pero en realidad lo que han definido es el "enamoramiento" lo cual es muy diferente al amor.

Empecemos definiendo que es el enamoramiento.


Para esto tomé un fragmento del libro del doctor Gary Chapman "Los 5 lenguajes del amor"


Descripción del enamoramiento. - Esto es un ejemplo de lo que más o menos ha sucedido a todos los que han entrado en una relación de pareja.

Nos hemos enamorado. Nos hemos encontrado con alguien cuyas características físicas y trazos de personalidad producen una descarga eléctrica que pone en marcha la maquinaria del amor. Salta la alarma y deseamos conocer más de él o de ella. Después de las primeras citas puede que todo ese entusiasmo se diluya o que se incremente. Cuando tenemos certeza de que es recíproco entonces llegan los fuegos artificiales y la euforia de estar enamorado. Es un estado de obsesión emocional hacia una persona. Nos dormimos con él o ella en el pensamiento y asi mismo nos levantamos. Lo que más deseamos es estar juntos y cuando estamos es como estar en el paraiso. Una caricia, una palabra, son suficientes para rebosar de emoción.
Delante de ese sentimiento de amor cualquier defecto o circunstancias adversas son rechazadas o minimizadas.
Intelectualmente no podemos evitar de reconocer que no somos perfectos, que no todo va a ser de color de rosa, pero nuestro sentir es tan poderoso que solo deja cabida a la seguridad de una relación pletórica.
La realidad es que la absoluta mayoría de personas entran en una relación matrimonial a través de la experiencia de estar enamorado. No obstante la idea de estar enamorados para siempre es totalmente una fantasía. Dr. Dorothy Tennov, una psicóloga conocida por sus estudios en esta área, después de muchos análisis, concluye que la media de vida de una obsesión romántica son dos años. Si se trata de una relación en la clandestinidad puede ser algo más. Pero de cualquier manera todos volvemos a poner los pies en el suelo. Descubrimos que no solamente nuestra pareja tiene defectos, sino que es capaz y a veces parece que hiere voluntariamente. Bienvenidos al mundo real, donde los calcetines no van solos a la lavadora, donde los conflictos son con fuego real y no como en las películas.



Lo que no es el Amor


Una mujer maltratada o casada con un alcohólico hablará de su trato con su
 marido como una expresión de amor, mientras un psicólogo hablará de co-dependencia. Un padre puede indulgir comportamientos rebeldes o perezosos en sus hijos y llamarlo amor, cuando un psicólogo familiar puede llamarlo un comportamiento irresponsable. Una madre puede ser capaz de ignorar los actos injustos de un hijo frente a otras personas y tratar de justificarlo siempre aunque sea el culpable de un acto objetivamente injusto y ella lo llamara amor sin embargo eso ante los ojos de la sociedad puede ser llamado injusticia.

Lo que es el Amor


 Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, pero no tengo amor, he llegado a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. 
 Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy. 
  Y si diera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me aprovecha. 
  El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido ; no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad; todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 
1 Corintios 13:1-7

Ahora hemos leído la verdadera esencia del amor a través de los escritos del apóstol Pablo, con esta descripción nos damos cuenta que el amor no puede ser ciego porque necesita razonar y analizar que expresión se requiere para cubrir el momento indicado en una situación.

una definición según la teología sistemática es que el amor es desear el más alto bien al ser, por el valor intrínseco del bien como fin ultimo e independientemente de mis sentimientos.Por eso es que el apóstol escribe no busca lo suyo, porque en realidad el amor consiste en desearle el más alto bien al prójimo aunque yo no este siendo favorecido , porque no se trata de que yo sea feliz, sino de que el prójimo sea feliz.

La Voluntad de Amar




Habéis oído que se dijo: "AMARAS A TU PROJIMO y odiarás a tu enemigo." 

Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen, 
para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos; porque El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. 
Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen también lo mismo los recaudadores de impuestos? 
Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis más que otros? ¿No hacen también lo mismo los gentiles? 
Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.
Mateo  5:43-48

En el ejercicio de la voluntad de amar encontraremos dos escenarios

  1. El egocéntrico
  2. El teocéntrico

Si pensamos en una madre que saca el bocado de su boca para dárselo a su hijo inmediatamente lo asociamos con una expresión de amor desinteresado y hasta cierto punto en una expresión de autonegación, sin embargo esto generalmente esta lejos de la realidad porque la madre responde a sus instintos naturales (los cuales pueden ser explicados por la ciencia)  y en realidad ella esta basando sus actos en ella misma, puesto que el darle de comer a su hijo produce felicidad en ella, y el agradarle a su hijo en cualquier otro caso también es para llenar su necesidad de amar a alguien que esta directamente vinculada con ella, esto no es autonegación puesto que la naturaleza misma dentro de ella le esta exigiendo que se comporte de esa manera, esto mismo lo sienten y lo viven todos los seres humanos independientemente de su cultura y/o religión, e inclusive en los animales podemos ver también este tipo de acciones, por lo tanto no involucra un esfuerzo de autonegación; esto se sigue desenvolviendo dentro del escenario egocéntrico.

Si voy caminando en la calle y veo un vagabundo y mi corazón se conmueve y me dejo guiar por mi compasión y me despojo de mi ropa y mi alimento para dárselo, pero esto lo he hecho para llenar mi necesidad emocional o satisfacer el deseo de mi corazón de ser compasivo con alguien que ha cumplido los requisitos para ganarse mi misericordia, entonces he sido egoísta, por lo tanto no se ha perfeccionado el amor en mí porque sigo guiándome únicamente por mis sentimientos.



El que confía en su propio corazón es un necio, pero el que anda con sabiduría será librado. 
Proverbios 28:26

En cambio cuando tu ves a una persona que no es de tu agrado, que tal vez se ha portado mal contigo y que dentro del contexto de la sociedad tu deberías de odiarlo y vas pasando cerca de su casa y talvez él no tiene necesidad de tu ayuda, y él no cumple con los requisitos que tu corazón pide para que tengas compasión por él, y quizá si le ofreces algo tú sabes que te lo va a rechazar pero tú sabes que Dios manda que amemos a nuestros enemigos y que demos de gracia lo que de gracia hemos recibido, y tú decides hacerle un gesto de amor porque sabes que debes desearle el más alto bien como un fin último y sin esperar nada a cambio y que esto dará la gloria a Dios, entonces tú has entendido qué es el amor, la gracia y la autonegación porque probablemente no vas a recibir placer cuando lo hagas, y quizá hasta tu orgullo va a ser sacudido sin embargo esto es lo que a Dios agrada y este es el escenario teocéntrico.

Antes bien, amad a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad no esperando nada a cambio, y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo; porque El es bondadoso para con los ingratos y perversos. 
Lucas 6:35

La gracia


Del griego  χάρις (Kharis), bondad inmerecida, es una expresión de amor tan grande que excluye absolutamente todos los méritos que alguien pueda tener para merecer algo, en este caso el amor que Dios tuvo con la humanidad fue tan grande que renuncio a su hijo para aceptarnos a nosotros.
Cualquiera de nosotros sabe que renunciar a uno mismo, por causa de una persona justa es muy difícil, y que renunciar a uno mismo por una persona injusta es aun más difícil (Ro 5:7-8), pero renunciar a un hijo único por causa de alguien que te odia y que no quiere saber nada de ti eso parece ser algo imposible.
Ese es el amor perfecto que Dios nos da, y ese amor es el que nos perfecciona y nos da una nueva naturaleza.
Ahora vemos la diferencia entre el amor que es natural en todos los hombres y el amor de Dios, por eso de ahora en adelante en cada expresión de amor que haces debes de preguntarte ¿estoy haciendo algo que el hombre natural nunca va a poder hacer o comprender?

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios,  porque para él son locura;  y no las puede entender,  porque se han de discernir espiritualmente.
1Corintios 2:14 

Expresiones y objeciones


Uno de los mas grandes errores en la sociedad es que se cree que las expresiones de amor siempre van a denotar afectuosidad, sin embargo el castigo es una expresión de amor que en el momento de ser ejecutada no parece tener nada de afectuosidad Pro 3:12  porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere; Heb 12:11  A la verdad ningún castigo al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que por él son ejercitados., entonces si el amor es desearle el más alto bien al ser es normal que muchas veces las expresiones de amor no sean para nada afectuosas... ejemplo:

Si una persona tiene debilidad en su carácter y mi presencia de alguna manera le esta siendo de tropiezo , entonces yo por amor a él tomaré distancia mientras Dios trabaja en su vida, pero para esto yo debo saber que lo que estoy haciendo efectivamente es lo mejor que puedo hacer para desearle el más alto bien a esta persona.

Una objeción que se me ha presentado es la siguiente, ¿cómo podemos amar a nuestros enemigos si sabemos que el amor no se goza de la injusticia?
Mi repuesta es la siguiente: si amar es desearle el más alto bien a una persona y sabemos que las expresiones de amor no siempre son afectuosas entonces de ahí se desprende que nuestro fin ultimo es que por medio de nosotros la gracia de Dios pueda ser revelada en cada una de las personas que nos rodean , teniendo en cuenta que nuestra expresión de amor hacia estas personas no será para celebrar sus injusticias sino mas bien para que su injusticia pueda ser transformada en justicia por medio de Cristo,  porque ante todo recordemos que antes de amar al prójimo debemos amar a Dios y seguir su voluntad y la voluntad de él es que todos procedan al arrepentimiento. (2 Pedro 2:9).

En conclusión el amor debe ser razonado y entendido porque se trata de desearle el mas alto bien al prójimo y en el ejercicio de amar debemos entender cual es la mejor expresión de amor que puede llevar a mi prójimo a disfrutar su mas alto bienestar, aunque esto muchas veces no llene mis expectativas sentimentales. 


5 comentarios:

carlos_escobargibson dijo...

Tremendo yo creo que , como hijos de Dios debemos de amar como Cristo amo, he escuchado a personas que dicen no le des dinero a este hombre, o a esta mujer por que es enemigo de mi Cristo; jamas !!! pero no nos hemos puesto a pensar que eramos nosotros tambien enemigos de el , la palabra de Dios dice por que de tal manera amo Dios al MUNDO; aunque muchos no lo

Guayo dijo...

Así es carlos, esa es la verdad hay una gran diferencia entre el amor natural, y el amor sobrenatural, nosotros debemos de amar como Cristo ama, a veces es difícil pero debemos de entender que al ser hechos hijos de Dios debemos ser conformados a la imagen de Cristo.

Anónimo dijo...

Hace poco escuche a Ayn Rand hablando acerca del amor, y la verdad es que tal como lo dice al comienzo este post, muchos confunden Amor con estar enamorado, en el contexto en que Rand lo describía era el hecho de estar enamorado, y ella decía que no puedes amar sin esperar nada a cambio, que si tu amas a alguien es porque tu egoísmo también esta siendo satisfecho, pero que se puede esperar de una persona que profesaba el egoísmo racional y que rechaza el altruismo, ese es el resultado de no tener a Cristo, que cada cosa que haces es para agradarte a ti, incluso los actos aparentemente benévolos. Eso quedo claro en este post, el cual hay que prestarle mucha atención porque es muy fácil confundir la intención final de nuestros actos.

Eva dijo...

Pero me parece un poco exagerado que aun los actos mas caritativos puedan ser juzgados como egoismo, porque pienso que hay gente que de verdad tiene buenas intenciones en lo que hacen.

Guayo dijo...

Eva necesitas leer otra vez el articulo... Dios dice "Isa 64:6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento." eso es porque nuestras justicias responden a sentimientos o razonamientos que son los mismos en china que en latinoamerica, y esto nos lleva a seguir simplemente algo que nace en nosotros mismos (ego), y aunque la moralidad y el amor vienen de Dios , nuestro fin muchas veces al hacer estas "justicias" no es agradar a Dios que seria lo principal, y muchas veces ni siquiera es agradar al projimo, sino que a veces el fin es satisfacer nuestra lastima hacia alguien, pero aunque el fin fuera que el projimo se sintiera mejor, si eso no lo armonizamos con el mas alto bien que podríamos desearle al prójimo, y con el amar a Dios por sobre todas las cosas entonces simplemente estamos practicando un amor natural. Por eso Cristo dio su vida por los que lo odiaban y lo rechazaban para enseñarnos que nuestro fin último a la hora de desearle el bien a alguien siempre debe tener implicaciones en la eternidad.