miércoles, 18 de febrero de 2015

¿Quién lleva la Batuta?

El tema de la moralidad se ha vuelto en un tema que desata constantemente polémica, desde los liberales hasta los conservadores, desde los de izquierdas hasta los de derecha, desde los creyentes hasta los ateos, en fin, parece ser que todos creen que su sistema moral es el mejor, debido a esta diversidad de opiniones el mundo occidental ha caído en lo que se conoce como relativismo, y particularmente en el relativismo moral, es decir, toda moral es relativa al grupo social dentro del cual ésta se construye.1  En este mar de confusión muchas personas se preguntan ¿quién lleva la batuta?, ¿quién puede hablar con autoridad del tema de la ética y la moral y puede presentar un sistema coherente y una práctica consistente?

¿Ha mejorado nuestra moral?

Escuchaba a un ateo decir que debíamos de estar de acuerdo en que nuestra moral de ahora es mejor que la de antes (sea cual sea el intervalo de tiempo en el que haya pensado para hacer esta afirmación), a lo cual yo me preguntaba, ¿a cuál moral se refiere, a la de oriente o la de occidente?, porque parece ser que en nuestro pequeño mundo cada vez que se oyen las palabras, desarrollo, progreso, libertad, derechos, etc, solo hacemos referencia al concepto occidentalizado de estas palabras, y no es algo trivial, cuando las personas con las que muchas veces comparto ideas sacan a relucir el tema de la moralidad, parece ser que lo hacen desde un tono de superioridad, dando a entender que en Europa o en Estados Unidos son los únicos lugares en donde se aplican verdaderamente los principios morales correctos. Teniendo todo esto en cuenta ¿cómo se puede afirmar que nuestra moralidad ha mejorado si no tenemos el mismo estándar con qué medir y evaluar las diferentes culturas?, sin duda esta es una idea estúpida.

A la fuerza como siempre

En el pasado ya hemos sabido que las potencias mundiales como Europa o Estados Unidos, siempre se han considerado como más avanzados en todos los aspectos, hasta el punto que en una época se consideraban 'bárbaros' a aquellas personas que no formaban parte del imperio en Europa. Esto no ha cambiado, ahora ya no se les llama bárbaros, hoy se les dice 'tercermundistas' o cualquier otro calificativo racista. Otra cosa que no es nueva es la imposición de valores, en el pasado fue la religión católica romana por medio de la espada, ahora es el relativismo por medio de los gobiernos, los medios masivos de comunicación y las sanciones económicas, y la inferioridad se ha arraigado tanto en la psique de los países latinoamericanos (sobre todo) que la gente persigue como un gran tesoro las ideas 'vanguardistas' de las sociedades económicamente superiores. Como un niño que envidia el juguete de su vecino y es capaz de traicionar sus principios con tal de parecerse un poco más a su vecino rico, muchas naciones están copiando modelos nefastos con tal de llegar a considerarse como parte de una cultura desarrollada, aunque en la realidad está muy lejos de ser así

Si realmente la moralidad es relativa, ¿Por qué los países desarrollados critican los sistemas morales de los países de oriente medio o latinoamérica? ¿por qué se quiere forzar a que en un país se elaboren ciertas leyes aunque la población en su mayoría no esté de acuerdo?, ¿No se debería dejar que cada quién viva con los estándares morales relativos a su cultura? Pues bien, a los relativistas no les gusta esto, ellos quieren imposición, como en los viejos tiempos.


Ni relativa, ni moral

La verdad es que a todo esto que se le llama relativismo, no es más que un sistema moral como cualquier otro, en donde sus adherentes piensan todos de la misma manera, atacan a los grupos que piensan diferente de ellos y se consideran que tiene el mejor sistema del mundo. Pero la realidad es que este sistema ni es relativo ni es moral.
No es relativo porque a pesar que sostiene muchos enunciados relativos, también está impregnado de principios que son ciertos para ellos como para los que no piensan como ellos. Tampoco es moral ya que no tiene modo de justificar sus proposiciones, el sistema está tan lleno de contradicciones que se hace imposible llevar una práctica consistente, a parte que uno de sus axiomas es negar la objetividad de la moralidad lo que por definición le quita la identidad como verdadera filosofía moral.

En pocas palabras, la moralidad es algo que como personas creadas a la imagen de Dios forma parte de nuestra comprensión racional, el pecado ha manchado nuestro ser y de ahí se han derivado las diferentes religiones y filosofías morales, pero eso no significa que los principios universales no sean aplicables a cada ser humano en el planeta, en el fondo todos sabemos que la moralidad es objetiva, absoluta y universal, y que el hecho de que algunos aspectos sean relativos no da pie para que de esos casos se extienda una ley general para aplicar a todas las personas.

Notas

1. http://www.miapic.com/qu%C3%A9-es-el-relativismo

No hay comentarios: